Cada frase alberga una historia distinta. Las letras dejan huellas que las palabras siguen para que tú puedas vivir en su historia. Disfruta cada paso.

jueves, 10 de agosto de 2017

Sábanas y sabanas

Reescribir sobre el pasado y la emoción marchita con voz cursiva y experiencia florecida, me hace reír, me hace avanzar por la salida que lleva al sendero que sigue y sigue igual que los versos infinitos que se sobreponen unos a otros en montañas que se sumergen en la tierra del presente, cada vez más profundo, cada vez mas presente, versos que reescriben en el papel de ayer con la tinta del hoy.

Si te cuelas en mis sueños como quien se desliza entre sábanas de seda para curtir y hacer un amor carnoso, entonces me desnudaré el alma cada noche para que tengas un hueco donde lucir tu azul y así tener yo en que pensar al despertar y así las metáforas y verdades de doble filo de los sueños serán el desayuno de los días perennes en los que las ganas de conocerte y reconocerte rugen como reyes de la sabana en mis adentros.

Volver a empezar, retomar la emoción varada en las letras aisladas

Armaré los versos más rudos con las letras más nobles que se me ocurran al momento, bien parías en camas de sangre y tinta, a la par que me armo de valentía

Empezar a entender el verbo volver, su significado que es el eterno regreso de un amor que nunca se fue
la imagen que deja en el hogar interior no tiene rostro ni personalidad
se oculta tras la piel aleatoria de un cualquiera, una expectativa repentina que solo es un recuerdo y un símbolo de esa imagen que deja en el hogar interior el amor que nunca se fue
siempre vivo, siempre conmigo: contigo, siempre encontrando, siempre buscando
ahora es un tú y en seguida es un yo
cambiante, mutante, nómada
así es el amor cuando se rie hasta que aprendo la lección de la diferencia entre expectativa e ilusión.

La ilusión mueve los versos
los mece con vientos estivales
de distancia y lejanía
la ilusión arma a los versos
de paciencia y valentía
la misma hace fructífera la espera

la expectativa crea monstruos de tiempo que se alimentan de los segundos, Cronos y sus hijos, ata a la voluntad con un lastre de pasividad que frena cualquier ilusión de querer, de poder y de deber, enmudece verbos fuertes y magnéticos, la expectativa ancla, buscando y maquinando un futuro que ni cabe en la cabeza, sentenciando el porvenir con miedos y deseos

La ilusión llena el corazón de querer, de poder, de deber, que se pronuncian fuerte y magnéticamente, atrayendo energías renovables para el propio corazón sediento de agua fresca y limpia que mana cuando quiere, puede y debe, la ilusión es paciencia, voluntad, ser comprometido con lo venidero, con la experiencia obtenida de los jugos de la espera, con agua bendita, la ilusión impulsa al corazón a beber cuando llega el agua y cura la sed, la ilusión no es realidad mental, llena de condicionantes y ego, de miedos y deseos;
la ilusión es amor, la expectativa es obsesión.

Tu nombre resuena como truenos nocturnos llenos de silencio y luna llena
Los poemas dejo a medias pues a cada latido fluye la sangre en vena trayendo nuevas metáforas a mi cabeza
Y noto crecer la hierba en el cemento, en la fría piedra, la noto crecer en las campiñas de verano de mi Andalucia
Y me digo 'sigue este camino, compañero, que te llevará al manar del querer'

pero no fue así, ni vino ni carne
sólo hojas secas y tierra de piedra
se quedó el manar del querer queriendo manar
helado el saber pero ardiendo por dentro
se fue así, sin más, para no volver, ni vino ni quiso venir, ni carne muerta ni viva esta vez
sólo la palabra luminosa baila en la lengua
no ajena a esta boca ni extraña a estas entrañas
palabra acostumbrada a morir en la voz y nacer en el silencio
así se contradicen los hechos y sucesos
¡nada vino! nada quiso llegar; pero nada, pez, juega con las palabras que renacen que bailan que tararean por las noches aquella canción de cuna que me asusta siempre de la misma manera

expectativas, y en pasado

jueves, 15 de junio de 2017

El corazón no entiende de ausencias

Una verde libertad muere en mis manos
la caída la rompió y la nostalgia la mató
su lugar de sanación no admitió su presencia extranjera
'llama a los responsables de los jardines del alma
que suene el pitido largo y metálico del teléfono
qué recojan la muerte que tienes en las manos'
pero la muerte es dueña de la gravedad;
la respiración cae al mismo tiempo que su cuello, que descansa en mis dedos, y es la verde libertad la que muere entre ellos
las lágrimas suben de mis ojos al cielo
la emoción se arranca por fandangos, extendiéndose en el tiempo,

las lágrimas bajan de mi cielo al infierno
la libertad ha muerto entre mis dedos

Qué etapa se cierra y cuál se abre, porque todo principio tiene su fin, igual que tu vida y la mia, el sol y la luna con su día y su noche, las hojas del otoño y las nuevas de primavera vestidas. Y así, en mi vida, pensando y escuchando a tus vecinas, te pregunto, pequeño ser libertador, por la puerta que abres y la que cierras, te imploro el farol, la luz de la paciencia, como mensaje que eres y serás, enseña a mi corazón a entender la ausencia.

Para siempre la eternidad de tu presencia, de tus alas verdes que tan desconocidas eran para mi tacto, y la confortable sensación de calor que albergaba mi corazón cuando pensé que quizá tú sacrificio era en beneficio mío para hacerme entender y entender de una vez el beneficio de la muerte y la vida y su amor por la emoción que florece en la piel temprana de la mañana, con tu recuerdo libre y verde aleteando en mi memoria
para siempre la eternidad de tu presencia

'con tres heridas viene;
la de la vida, la del amor, la de la muerte'

jueves, 8 de junio de 2017

Tu boca de palabras escritas me pide lo bonito
y a mi me viene a la cabeza la sangre azul del pescado y su aleta dorsal que corta como la ausencia
el poema siempre llega, yo pienso, dame tiempo, caricia y lamento
que no existes a mi vera
la versión de un amor invisible e inóspito
una vida que es nueva susurra, con voz orgullosa,
'no es el amanecer del amor, no es, no puede ser
no existe para tí
en esta vida no viniste a sentir'
es la voz del miedo que vive también y que rompe las aguas de la certeza con su aleta dorsal de tiburón y de ausencia

y la respuesta viene silenciosa desde dentro, la fuerza, las ganas, mi aliento:
'a pulir entonces el sentir que ya sentí'
la antigüedad del amor como cadena que llevo en las piernas
me roza el camino porque quiere huellas
ahora será ésta de plata y no de pena;
el lastre brillante de volver a escribir

la voz que ofrecen tus palabras es silencio
sé que no existes y eres ajeno.

'Me abrazas por dentro y me pasas los deseos por la espalda, haciendo cosquillas hasta que me quede dormido'

Este poema no tendrá fin
será eterno aprendiz de la prudencia;
volverá entonces el poema que podría ser tuyo si rimara con tu ausencia.

Son versos y mas versos , todos en mi cabeza , recitándose, riéndose, besándote en la frente
Recitales de una mente demente
paciencia es su palabra luminosa
brillante y comprometida
paciencia es la bendición recibida
la voluntad y el compromiso hacia ella.

La confianza me es de piedra por las noches cuando siento dudas que arañan el pecho del poeta y una voz que es de la tierra me cuenta el cuento del amor y del lamento y me da de beber el recuerdo líquido del esperma olvidado en la memoria del amor y la carne que se vuelve gris, la muerte que acecha, y las esquinas se redondean para dejar rodar una imaginación por el suelo que no para de gemir pensamientos y emociones, imágenes, caricias y esos lamentos de un amor memorial olvidado en el esperma espeso ya del cadáver que me puebla las entrañas y no entiende de comas ni puntos finales que no para de reír con su boca de mármol y granito y esas palabras que no dice me las grabo a sangre en la piel de mi pecho para no tener que olvidar de nuevo que ese amor infinito no viene de fuera si el que brota de dentro se compone de retales, y solo piensa en puntos finales.

Por el precipicio de la incertidumbre he caido
y en el agua he sentido la caída
en el aire solo había certeza de muerte
pero al filo de la navaja lo llamamos seguridad cuando desnudos bailamos en el desfiladero del miedo porque el cuerpo tiembla y la vida creemos que es la causante de la adrenalina
¡y no existe la caída!
desde el corazón la altura , desde la mente la llanura, en el cuerpo la emoción solo tiembla pensando en la idiotez de la expectativa y su insana gana de ser de una vez la realidad resolutiva que podrá fin a la herida
pero, yo, en mi primera y plural persona, de múltiples individualidades, mi yo del ahora roto y complejo, solo entiende que la expectativa es la muerte de la voluntad.
Creer que llega como la marea, y no saber que el mar está dentro, que el amor es solo un reflejo
'ni príncipes ni princesas y arrancada pobre flor solo buscaba algo mejor'
la cabeza solo gira detrás del poema que no entiende de mareas ni caídas
Ese que sincero me daba la expectativa
y este que , honesto, fiel , compañero,
me da la salida.

La quietud de las emociones y la ironía hipócrita; tanto rezar a la paciencia y acabar rasgando el tiempo por querer conocer la vera del cuerpo y su alma
la bahía que te nutre y que me llama
esta noche no quiero palabras
por un sueño que es de agua deslizan los temores sus aletas y me vienen a recordar el terror el pavor el horror de la bienvenida que no viene por impaciente
querer el amanecer al despertar de madrugada y el refrán que acompaña estas palabras

Ronronea por los dos, corazón de maullidos, para sanar la piel y las nubes de tormenta
ronronea a través de este cuerpo, de los pelos, de los versos, ronronea con los dedos, con los besos, con los miedos
que el vibrar sea el motor de este pensamiento,

la inspiración es fuerte por dentro cuando la droga de los vientos se lleva volando todos los recuerdos de todos los modos posibles en los que la escritura consciente supere al simple y presencial observar de las letras deslizándose en la vista en el corazón en el formato y que se para de súbito cuando se ve frente al momento físico , el río, el fluido y su verbo verdoso, el simple mensaje residente en el silencio, tan simple tan bello tan incomprensiblemente complejo en su manera de simple ser completo, ser sustantivo, verbo, adjetivo, determinante en la manera , en la voz, en la vida

Tu boca de palabras escritas me pide lo siguiente
y a mi me viene al corazón la puerta de tu pecho y el llamar tres veces
por mí, por ti
por la libertad de sentir.
Tu boca de palabras y silencios me pide que entre
que me atreva a recitarte estos versos de frente;
mi boca de palabras marchitas me pide el recuerdo,
ese de la vida que dicen que muere, el recuerdo, de la vida que renace, el recuerdo
la nostalgia de la cadena y el camino
la melancolía hecha los olivos de mi tierra
por tu pecho, por tu corazón de aceite y por la miel que sudas
por ahí resbala el querer reconocerte
porque la vida no muere y el amor trasciende cuerpos y tiempos y para él el espacio es solo un recreo.

el merecer tu querer y quererte hacer merecer

Pausa de verso
el simple renglón de lo ajeno
¿ qué vendrá en el siguiente escalón ?

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Prosa del frío

Por las mañanas donde se desnuda el suelo y las paredes se pintan de tristeza vaga un alma somnolienta que gime y reza a la almohada. La ventana es escarcha y fuera la ciudad sin sueño sigue sangrando petróleo. Pero de dentro una voluntad que es de pétalo y hierro late fuerte como mil corazones hambrientos de sangre y vida. Me siento fuerte en mi plural sin compañía. El frío y la prosa que desprende no son suficientes para ahogar mi compromiso.

Las vueltas que me traen de vuelta me incorporan a un sentimiento de amor espontáneo al que no acabo de acostumbrarme, hablo de esa sombra de hombre que finjo encontrar en cada atracción sexual y emocional.
Algunos poemas se tornan en prosa cuando la realidad llama sus tres correspondientes veces a la puerta de mis adentros, en ese momento me siento débil pues la emoción que albergo en la piel que habito pesa más cuando el mensaje parece ser claro pero es niebla.

La prosa del frío me calienta los huesos en las tempranas y precoces mañanas que camino. Un trabajo que es alquímico, un despertar sin desperdicio, las clases en las que aprendo carácter humildad y hechizos. Las mañanas que mecen la niñez y la prosa del frío , son todo mensajes, son todo destino que elijo.

martes, 8 de noviembre de 2016

Versos del olivo

El poema del silencio;

el recuerdo que vuelve lento
una encina y un queso, vino, aliento
un recuerdo que no he vivido y un futuro que no escribo
olivo y verso hacen el poema del olvido

Versos del olivo
versos del olvido
todo lo que ha llovido ahoga lo que dejas
la infancia que luce sus colores en la madurez del alma y el cuerpo
la mente siempre atenta y la conciencia mas despierta
unas emociones florecen e inmarcesibles experimentan con los días salados y las noches dulces, obtienen un jugo escolar y un trabajo que es de sí, de afirmación y de aprendiz
de néctar piel y esperma son las noches que queman
los versos del olivo me cuelgan de la cabeza
aceite y miel se ligan en mi piel
esa miel que sudas y el despertar que viene
pareces tosco y otro torso, no el tuyo que no existe
uno que palpo y lamo
llamo con las manos en tu pecho
tres veces y tres meses que siento que no son manos sino pomos y que yo mismo abro y yo mismo llamo

padeces de serranía ibérica en la sangre
bellota y encina me crecen por dentro
un olivo también y un naranjo en flor
azahar y nariz afilada
boca y aceitunas verdes y corazones de aceite
recuerdo y olvido
los versos del olivo.

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Palmas y alegrías por el poeta y su recuerdo

Este ego contento
un orgullo que beso

y ese ego de cáncer y recuerdos

Ese otro que me nace dentro y me deshace cuando siento que la herida vuelve a las letras y las leyes fingidas de la memoria acuchillan mi almohada pensando que en ella residen mis sueños más secretos y profundos
ese mismo que escribo en las noches de sentimiento y puñal
ahora tengo poder suficiente para permitirme pararme a pensar y no sentir el frío beso de la muerte venidera
porque ese ego de cáncer y recuerdos yace dormido en el sentido contrario de las agujas de mi tiempo y forma;
materia y espacio no son nada ahora

Mis días son de nervios y las noches llenas de mariposas al pensar en las letras al pensar que me toca ensayar de nuevo la emoción que tumbada sobre la misma almohada me brinda la oportunidad de descubrirme de nuevo cada amanecer

las frases se escriben solas y me susurran verdades improvisadas

Palmas y alegrias por el fuerte poeta y su débil recuerdo
que ese ego ya no grita en mi garganta
esa ira no invade mi hígado ni puebla de presencia mi costado
la sangre no sale en naufragios de mis venas ni escuece en los versos finos de sincera plata

el león yace dormido en el sentido contrario de la cama
donde un día residían mis lágrimas
esta almohada es de fría montaña y cálida playa
sus sueños ahora se acumulan en mis ojeras y los llevo con orgullo y beso al orgullo y pasión y satisfacción personal de ser el león domador de su propia esencia salvaje.

Transeúntes...